miércoles, 11 de abril de 2018

Publicación de una entrada del blog en el Boletín del Colexio de educadoras e educadores sociais de Galicia (@ceesg)


Cómo muchas y muchos ya sabréis, unas de las entradas del blog ha sido publicado en la sección de BloguES del Boletín del Colexio de Educadoras e Educadores Sociais de Galicia (concretamente en el que exponía mis dudas y mi reflexión sobre la asistencia sexual). Para mí es un orgullo que las compañeras y compañeros edus@s de Galicia hayan publicado mi entrada (tampoco mis entradas son para tirar cohetes, hay muchas compañeras y compañeros edusos que lo hacen infinitamente mejor que yo, dicho sea de paso). Mi más sincero agradecimiento por haberlo publicado y un saludo muy fuerte desde Almería (esa provincia casi arrinconada en el sur del que casi nadie se acuerda) a l@s compis de Galicia. Os dejo unas capturas y el enlace en castellano del Boletín del Ceesg 



   


¡¡Muchas gracias de corazón!!



lunes, 19 de marzo de 2018

Prisión Permanente Revisable ¿Sí o No?



Es un tema que actualmente está sujeto a debate, fundamentalmente, jurídico. Pero es un hecho de que la gran mayoría de juristas y catedráticos están en contra de la Prisión Permanente Revisable (de hecho 103 Catedráticos de Derecho Penal de las distintas universidades han firmado en contra de esta medida). También es un hecho de que nuestra propia Constitución establezca en el artículo 25, apartado segundo, que las penas privativas de libertad estén orientadas hacia la reinserción y reeducación del reo. Por lo que esta medida puede (aunque en esto debe pronunciarse el Tribunal Constitucional) vulnerar dicho artículo de la Constitución. Este es el principal foco de debate actualmente. 

Ahora bien, en este debate creo que se debe realizar con datos y de manera objetiva y no apelando a los sentimientos y emociones del momento, porque correríamos el riesgo de echar por tierra el trabajo que hacen muchos profesionales dentro de las prisiones y que poco se le reconocen. También correríamos el riesgo de pasar de un estado Social y de Derecho, donde impera la Ley a un Estado donde impera la venganza y el rencor y eso en democracia no tiene cabida alguna. Debemos apelar a la lógica y a la razón, pero también a la realidad; que de hecho los siguientes datos son de fuentes oficiales: 


- España es el tercer país de la Unión Europea con menor tasa de Criminalidad, por detrás de Portugal y Grecia. Año 2015, justo el mismo año en que se aprueba la Prisión Permanente Revisable. https://www.larazon.es/espana/espana-tercer-pais-europeo-con-la-tasa-de-criminalidad-mas-baja-FA10762632

- En 2016 la tasa de criminalidad es baja, la fuente proviene del Ministerio del Interior. El porcentaje es de un 43,2 delitos por cada 1.000 habitantes. En ese año, España es el segundo país con menor tasa de muertes violentas, sólo superada por Austria. http://www.dsn.gob.es/es/actualidad/sala-prensa/estad%C3%ADsticas-criminalidad-espa%C3%B1a-2016

- En 2017, la tasa de criminalidad se mantiene estable, a pesar de que el número de delitos sólo se incrementa en un 0'8% https://www.efe.com/efe/espana/sociedad/la-tasa-de-criminalidad-en-espana-se-mantiene-estable-con-respecto-a-2016/10004-3342349 


Por lo que vemos en los datos no era necesaria la medida de la Prisión Permanente Revisable, de hecho los propios catedráticos lo afirman, y es más nos desmontan los mitos acerca del cumplimiento de las penas: https://www.eldiario.es/politica/delincuentes-reinsertarse-medidas-vigilancia-permanente_0_750675384.html 


Desde el punto de vista profesional, yo creo que debemos posicionarnos y la posición es en contra, ya no sólo por los motivos que indican los propios juristas y expertos en Derecho Penal, sino porque la Educación Social como profesión que promociona el cambio y la transformación social puede y sobre todo DEBE creer en la reinserción y reeducación. Si no se cree en esto, se pierde todo sentido. Yo si fuera educadora social en un centro penitenciario NO puedo ni debo negarme a trabajar en un proceso de reinserción de un asesino o un violador, por muy atroz que haya sido el delito que haya cometido, más que nada porque debo cumplir con un Código Deontológico y por propia ética. Y permitidme una duda ¿Cómo podemos asegurarnos si una persona no se puede reinsertar si no hay recursos suficientes o programas adecuados en las prisiones? Aquí dejo un estudio muy interesante que he encontrado:  http://www.institucionpenitenciaria.es/web/export/sites/default/datos/descargables/publicaciones/El_tratamiento_penitenciario_delincuentes_psicxpatas_Web_Premios_VK_2013.pdf 

Y dicho todo esto creo que las preguntas que nos deberíamos hacer son las siguientes:

- ¿Hay recursos suficientes para que se lleve a cabo la reinserción? 

- ¿Hay suficiente voluntad por parte del Estado en reinsertar a los presos? 

- ¿Los programas que se llevan a cabo son adecuados para rehabilitar y reinsertar a los presos? 


Resultado de imagen de prisión




miércoles, 14 de marzo de 2018

Ahora que las redes se calman poco a poco...






Resultado de imagen de calma




Los mensajes que se ha visto en redes sociales y por otros medios de comunicación debe hacernos reflexionar si la solución correcta para canalizar la rabia es gritar por la calle "asesina" a la que, recordemos aún no ha empezado el proceso judicial, es presunta asesina o difundir y alentar discursos de odio por su color de piel su género o su nacionalidad.

Gran parte de responsabilidad es de los medios de comunicación que obtienen cierta información y que la publican de manera inadecuada sólo para crear más morbo y así generar más odio e insultos hasta tal punto que ya hay peticiones en change.org pidiendo su extradición a su país para cumplir la condena allí o pidiendo incluso la no derogación de la Prisión Permanente Revisable o la PENA DE MUERTE (claramente inconstitucional y que no sirve para nada reducir  el índice de criminalidad, ya de por sí es un nivel muy bajo en nuestro país). 

"Guarra negra", "puta negra de mierda", "hija de puta", etc. es lo que se ha visto estos días en las redes sociales (sobre todo en Twitter). Desatar la ira no nos va a devolver al pequeño Gabriel, tampoco la prisión permanente revisable (e incluso yo dudo de su constitucionalidad, debido a la finalidad relacionada con la reeducación y reinserción social de la prisión y del Derecho Penal que incluso dicha función se establece en la propia Constitución de 1978). Porque yo, a punto de ser educadora social no puedo tolerar ni consentir que la prisión o el Derecho Penal se utilicen como medio de venganza, entonces estaríamos echando por tierra el principio constitucional de reeducación y reinserción social de los presos. Una pregunta que cabe decir es ¿Qué podemos hacer para que esa reinserción social sea efectiva? Desde luego con venganza y con rencores no. 


La imagen puede contener: texto


Nadie que no forme parte de un Tribunal de justicia debe juzgar. en un caso así debemos mantener la calma y acompañar en el dolor a la familia. 

Los discursos de odio se deben desmontar a partir de que las personas que lo difunden no sólo lo hacen por desconocimiento y a partir de generalizaciones sino también para levantar o avivar más la ira y la sed de venganza de la población, pero podemos combatirlo. Mi respuesta es muy clara: A más Educación Social más Ciudadanía. Necesitamos una Educación Social que dé las herramientas necesarias para crear una ciudadanía con perspectiva más crítica y tolerante en la que los discursos de odio no tengan ninguna cabida. Desde luego nos queda muchísimo camino para crear esa sociedad, pero está claro que los discursos de odio que se vierten en las redes sociales se pueden trasladar a la vida real y afectar a otras personas que no tienen nada que ver con el caso. 


domingo, 11 de marzo de 2018

Hablando otra vez de odio en las redes sociales



Hoy es un día muy triste, han encontrado el cadáver de Gabriel en el maletero de un coche. cuando nos hemos enterado de la detención de la pareja del padre de Gabriel se ha desatado una ola de comentarios racistas y misóginos que han inundado las redes sociales (sobre todo en twitter).

Este tipo de comentarios y los que tratan de utilizar políticamente un caso de desaparición y asesinato para justificar la prisión permanente revisable están totalmente INJUSTIFICADOS y fuera de toda razón humana. Estos comentarios no sólo hacen más daño a los familiares del pequeño Gabriel, sino también a otras personas o colectivos  que nada tienen que ver con el caso y que por un lado o por otro se ven afectadas socialmente. 

El odio en las redes sociales no es nada nuevo, y por eso es muy importante que una persona, antes de escribir un mensaje piense en el daño que puede hacer a otras personas que nada tienen que ver con el caso. Esta oleada de racismo y misoginia es, por desgracia, muy frecuente sobre todo en Twitter (que, personalmente, es la red social con más trolls misóginos, racistas, xenófobos e islamófobos en el que te puedes encontrar y que con sólo 240 caracteres ya te dice por donde van estos trolls).


Es muy importante el papel de la Educación Social en las redes sociales para desmontar los discursos de odio y para hacer reflexionar a la sociedad si es imprescindible vomitar tanto odio para curar una herida que será muy difícil de curar a corto plazo como es la muerte de un ser querido. No dejemos que nuestro lado pasional nos deje llevar y refexionemos si podemos ser una sociedad que es capaz de rechazar el odio y a la vez saber llevar ese dolor que tanto daño nos hace. Hace falta trabajar mucho más la resiliencia para que la sociedad tenga una capacidad crítica y no resolver el dolor con el odio que muchas veces corroe en las redes sociales. 

Desde aquí quiero mandar un fuerte abrazo y mi más sentido pésame a los padres del pequeño Gabriel; y a la sociedad almeriense, andaluza y española quiero decirles que con odio no se imparte justicia de ningún modo, dejemos trabajar a las investigadoras e investigadores del caso, porque aún no está resuelto y las ciudadanas y los ciudadanos debemos reflexionar sobre todo este odio que recorre las redes desde hace mucho tiempo. 

Resultado de imagen de odio en las redes sociales




miércoles, 7 de marzo de 2018

¿Por qué secundar la huelga feminista?


Mañana 8 de marzo, día internacional de la mujer, se ha convocado un paro de 24h laboral, de cuidado, consumo y estudiantil. ¿Por qué sumarse a este paro? Hay muchísimas razones para sumarse. De hecho el 82% de la población encuestada cree que SÍ hay razones para secundarla.

Por desgracia aún estamos en una sociedad heteropatriarcal en el que todavía hay un techo de cristal en las empresas que impide a las mujeres ascender; todavía sigue siendo una realidad la brecha salarial entre hombres y mujeres en un mismo puesto de trabajo; en las universidades mientras que entre el colectivo estudiantil la mayoría son mujeres, el profesorado universitario es mayoritariamente masculino (ya no digamos quienes son los que acceden mayoritariamente a los puestos de cátedra); en la investigación científica la mujer aún sigue estando invisible (ya se puede ver en los libros de texto) y ya no digamos en la literatura (en los libros de texto de literatura "Las Sinsombrero" no existen); que las tareas del hogar y del cuidado de los hijos las asume aún la mujer sin que haya un reparto equitativo de las mismas; que aún se cosifique el cuerpo de la mujer para fines comerciales; cada 8 horas una mujer es violada en España; que tengamos que aguantar asquerosos piropos de unos desconocidos como si nosotras fuésemos un objeto sexual...

Y así podría estar hasta mañana... Pero luego nos vienen algunos (y algunas) que dicen que el feminismo es una etiqueta (como lo ha dicho hoy la Ministra de IGUALDAD, recordemos), otras personas que dicen que la huelga es elitista y que se pregunta acerca de quiénes van a cuidar de los hijos y de las personas mayores o que es mejor hacer una "huelga a la japonesa" (OJO, esto NO existe, en Japón la huelga es igual que en todo el mundo). O mejor, que hacen un manifiesto llamado 8M: No Nacemos Víctimas en el que dicen lo siguiente:

"Nosotras no nos reconocemos como víctimas de nuestros hermanos, parejas, padres, hijos, amigos y compañeros, iguales masculinos. Nos revelamos contra esa política de identidad que nos aprisiona en un bloque monolítico de pensamiento que niega la individualidad." 

"En la última década, sin embargo, coincidiendo con la entrada en vigor de la Ley de Violencia de Género se ha instalado en el discurso predominante en los medios y en la política una corriente de pensamiento que presenta a las mujeres como víctimas por definición de una sociedad machista." 

Si queréis echar unas risas y leer el manifiesto os dejo el enlace porque la verdad no me apetece copiar más fragmentos, quiero que sean ustedes mismas las que juzguen esto: Manifiesto No Nacemos Víctimas

A todas las compañeras os animo a hacer huelga, y a los hombres aquí hay un par de consejos: 

  La imagen puede contener: texto


Por eso necesitamos una Educación Social feminista, para acabar con las actitudes machistas y misóginas producto de una educación propia de un sistema heteropatriarcal y en el que se invisibiliza las aportaciones de las mujeres en el mundo científico y cultural. 


Resultado de imagen de feminismo

lunes, 19 de febrero de 2018

Educación Social: Justicia Social y Derechos humanos


Hoy es el Día Mundial de la Justicia Social. La Educación Social, como derecho de la ciudadanía no se puede concebir sin el principio de Justicia Social, es más, toda actuación socioeducativa debe estar sujeta al principio de Justicia Social. 

La caridad sólo genera más desigualdad y más violencia social hacia aquellos colectivos vulnerables o en riesgo de exclusión social, por lo que valores como la empatía y la solidaridad son esenciales en la Justicia Social. 

Se debe garantizar el bienestar social de las personas siempre respetando su dignidad y aceptando a diversidad que hay en la sociedad mediante el respeto. Una sociedad sin respeto y que no reconoce la diversidad no es una sociedad justa, es más es una sociedad discriminatoria. Todas las personas tienen derecho a participar en la sociedad y en todos los asuntos en los que les afecta, por lo que la Educación Social debe garantizar las herramientas y medios necesarios para promover dicha participación activa de las personas, garantizando así la igualdad de oportunidades. 

Las educadoras y los educadores sociales debemos ser políticamente activos si de verdad queremos y apostamos por garantizar el bienestar de las personas, ya que la participación política es un medio muy potente para dar voz a aquellos que no la tienen, y por tanto la lucha por un Estado del Bienestar puede ser efectiva. No podemos tolerar ni permitir que se menoscaba la dignidad de las personas en favor de unos poderes que tienen intereses puramente económicos o materiales, porque si no estaríamos permitiendo la vulneración flagrante de derechos humanos; y eso va en contra la esencia de la Educación Social como una profesión generadora de cambios sociales que favorece la defensa de los Derechos Humanos. Por tanto, la caridad jamás puede ser un medio para conseguir la igualdad de oportunidades para las personas, la Justicia Social debe primar sobre todos los interese de algunos poderes que sólo quieren dividir y crear una sociedad desigual. 

Finalmente quiero decir que ante todo debemos ser especialmente críticos con las actitudes caritativas que lo único que consiguen es mermar la dignidad de las personas a las que van dirigidas. 


sábado, 17 de febrero de 2018

Mis dudas sobre la Asistencia sexual


Aún tengo dudas sobre la asistencia sexual. ¿Por qué en internet y en la gran mayoría de artículos sólo aparecen las bondades de la asistencia sexual y hay muy pocos que cuestionan esas bondades, replantean alternativas y se cuestionan el por qué hay tanto tabú sobre el sexo en personas con discapacidad y no hay tanto tabú sobre el sexo en personas sin discapacidad? 

De hecho, en la sociedad todavía impera una imagen de la persona con discapacidad muy paternalista que no es capaz de entablar una relación sentimental y mucho menos sexual por ella misma. Yo pienso que ese es el núcleo del problema. Que haya un profesional como asistente sexual no soluciona para nada este problema, puesto que es una creencia muy arraigada y con el que debemos acabar de raíz. ¿Y por qué no cambiamos esa imagen tan paternalista para acabar con el tabú del sexo en personas con discapacidad? 

Y es más, el sexo no es ninguna necesidad vital, como los hábitos diarios de comer, asearse, vestirse, etc. Nadie ha muerto por no haber mantenido relaciones sexuales o por no masturbarse. Cierto que hay derechos sexuales, pero ¿realmente hay que cumplir esos derechos desde el punto de vista del asistencialismo y del paternalismo o desde diferentes puntos de vista profesional y de manera interdisciplinar atendiendo el principio de justicia social?

En mi opinión queda mucho por investigar en este campo, porque, al menos a mí no me queda del todo claro si la asistencia sexual puede acabar con el tabú del sexo entre personas con discapacidad y con la imagen paternalista que tiene la sociedad de ellas. Queda mucho por hacer en cuanto a eliminar barreras, sobre todo sociales e ideas que para mí están desfasadas. Una persona con discapacidad (dependiendo del grado de dependencia que tenga) también puede ser una persona autónoma capaz de tomar cualquier decisión ( a no ser que haya un dictamen judicial en el que quede incapacitada y dependa de otra persona). Si la sociedad no ve que estas personas también se pueden enamorar y pueden ser autónomas no acabaremos con esa imagen paternalista y de ahí surge mi duda sobre la asistencia sexual, de como si las personas con discapacidad no pudiesen ligar... 

En conclusión, creo que deberíamos empezar a cuestionar bastante sobre las respuestas para acabar con dicha imagen paternalista de las personas con discapacidad, porque quizás sean insuficiente para acabar con todas las barreras.