miércoles, 7 de junio de 2017

Cuenta atrás para el final



Este post más bien es muy personal, por lo que esta vez no voy a tratar ningún tema de actualidad. Sí, ya queda dos días y todos los días me preguntan si estoy nerviosa por que llegue el día de la graduación. Nunca pensé que pudiera llegar a tener una carrera, puesto que mi paso por la Universidad no ha sido nada fácil, dos años en Derecho ( sí, llevo desde 2011 en la Universidad y entré porque no sabía exactamente como encauzar mi futuro laboral). Pero en 2013 me di cuenta de que igual no había elegido correctamente (algo tarde, sí, mea culpa). 

Fue en ese momento en el que vi una carrera que jamás había oído hablar antes pero por el que sentí gran curiosidad: EDUCACIÓN SOCIAL. Cuando entré en el Grado empecé a tener una gran incertidumbre acerca de la profesión. Cada cuatrimestre que pasaba empezaba a interesarme más el mundo de la Educación Social y de la acción socioeducativa y comunitaria como herramientas de cambio y transformación por el que se generaría una sociedad más libre, tolerante y solidaria, en el que la Justicia Social sea un pilar básico de esa sociedad que queremos tod@s.

No me quiero extender mucho, porque no pretendo hacer ningún discurso, lo que pretendo es reflexionar sobre lo que ha supuesto estos cuatro años de carrera. Es verdad, estoy cerrando una etapa y a punto de abrir otra. esto es sólo una página más que se pasa dentro de un largo libro  y por el que aún queda mucho por escribir, puesto que todavía tengo 23 años (aunque el tiempo pasa muy rápido) y que aún me queda mucha juventud y mucho por aprender. 

En general es muy difícil resumir estos cuatro años, puesto que ha pasado de todo, muy buenos momentos y momentos malos en los que quizá preferiría olvidar. Personalmente la etapa universitaria no ha sido muy buena, a nivel académico, pero sobre todo a nivel personal. Aunque cada persona tendrá una opinión particular, puesto que es muy subjetivo.

Desde aquí decirles a tod@s mis compañer@s de la III Promoción del Grado de Educación Social de la Univeridad de Almería; ¡¡ENHORABUENA!!










PD: No sé dónde acabaré cuando termine la carrera, quizá cómo muchos jóvenes acabaré en trabajos precarios, nadie sabe qué le puede pasar en el futuro.