jueves, 31 de agosto de 2017

La participación juvenil, una asignatura pendiente


Esta entrada la quiero dedicar a la participación de los jóvenes en cuestiones políticas. Sí, he participado en varios debates sobre cuestiones como elecciones, feminismo, educación pública, etc. 

Lo que observo en los medios de comunicación cada vez que hay alguna tertulia sobre el sistema universitario, la FP, las becas o el desempleo juvenil, es que se tiene muy poco en cuenta la opinión de los jóvenes a las y los que les afectan dichas cuestiones. Yo me pregunto, ¿ Qué imagen de la juventud les interesa a los medios de comunicación difundir?  Todos los medios de comunicación coinciden en que los llamados "ni-nis" son los que no quieren ni estudiar ni trabajar; no se les ha ocurrido de que los "ni-nis" en gran parte son aquellos jóvenes que aún habiendo acabado los estudios no encuentran empleo y no tienen recursos suficientes como para continuar estudiando. 

Tenemos un gran problema, ya no sólo en el desempleo juvenil, sino ya en la participación de la juventud en la vida pública y política del país. El empleo juvenil que se genera actualmente es realmente precario y sobre todo temporal, en el que los sueldos no llegan ni para que las y los jóvenes e puedan emancipar y tengan que estar hasta los 30 o más años en casa de sus padres. 

En las medidas educativas ya directamente es que no tienen en cuenta la voz de los estudiantes, un ejemplo claro es el Consejo de Estudiantes Universitario del Estado (CEUNE) que ni tan siquiera el Ministro se molestaba en presentarse (y mira que convocaba él mismo al pleno). 

Muchos creen que los jóvenes sólo sabemos salir de fiesta y beber hasta tener una resaca del carajo que ni podemos levantarnos. Pues NO. Muchos jóvenes se esfuerzan para sacar adelante su vida y su familia a pesar de las dificultades o tratan de mejorar el mundo a través de actividades comunitarias o del asociacionismo, esa cosa tan necesaria para que la voz de la juventud llegue a distintos ámbitos de una sociedad, que parece creer en la supuesta superficialidad de la juventud, cuando en realidad la propia sociedad es cada vez más superficial y menos empática (visto está en las actitudes xenófobas, racistas, machistas, LGTBIfóbicas, islamófobas, etc...) que lo que genera es incomprensión hacia la diversidad y por tanto, excluimos y generamos desigualdades. 

Personalmente, para mí potenciar la participación de la juventud ya no sólo en asuntos políticos sino también en asuntos sociales es empoderar a las y los jóvenes y permitirá que la propia juventud genera cambios sociales que regeneraría los valores de la sociedad actual y contribuiríamos a la justicia social. 

Para mí participar  va mucho más allá de votar cada cuatro años, es expresar una voluntad para cambiar en pequeños actos en el ámbito local que puedan contribuir a la generación de cambios globales, por ejemplo el voluntariado, actividades de concienciación y sensibilización de problemas ambientales y sociales, etc. 


Y para acabar me gustaría dejaros una pequeña muestra de mi participación en debates y tertulias de forma online. 


Debate Parlamento 31- Feminismo





Podcast Debate a fondo: La Educación Pública II ¿otro derecho amenazado? 


martes, 29 de agosto de 2017

Grandes Educadoras y Educadores Sociales, grandes personas



Una cosa tengo muy clara ahora mismo, que en el camino de la Educación Social te puedes encontrar no sólo grandes profesionales, sino también grandes compañeras y compañeras. Sí la etapa universitaria es muy bonita para algunos, desde luego para mí ni ha sido tan bonita ni ha sido nada fácil a nivel personal (obviamente no quiero decir el por qué, aunque algunos y algunas saben a lo que me refiero). La etapa universitaria pronto la apartaré tanto como si no hubiese existido, Aunque he conocido a grandes amigas y amigos en la Universidad (aunque se pueden contar con los dedos de una mano) sólo existió un período en el que en el año 2011 me equivoqué de carrera (Derecho) y que me di cuenta dos años más tarde que no era la carrera que me gustaba (un poco tarde la verdad). Pero bueno no quiero ser un rollo, porque todo esto sería un pequeño resumen de mi paso por la Universidad (en general desde que aprobé la selectividad en el año 2011). 

Aunque a muchos compañeros de profesión no he tenido la suerte de conocerlos en persona, sí que sé que esas compañeras y compañeros luchan cada día por el reconocimiento de la Educación Social. Como bien dice Howard Gardner: "Una mala persona no llega nunca a ser un buen profesional". 

Muchas gracias a Xavier Puig por representar a la profesión en la manifestación del pasado sábado y demostrar el compromiso de la Educación Social con las personas y por la convivencia pacífica. Y también gracias a todas las compañeras y compañeros educadoras y educadores sociales que estoy conociendo, porque en gran parte me motiváis para seguir luchando y trabajando por la Educación Social.






domingo, 27 de agosto de 2017

¿Hispanofobia? ¿Qué me estás contando?


Ayer en la manifestación de Barcelona hubo algunas esteladas (que he de reconocer que no era un momento adecuado, pero es lo que tiene la libertad de expresión) y nuestro querido "periodista" (si es que lo podemos llamar así) Federico Jiménez Losantos dedica un artículo llamado "La Diada del terror: no a la islamofobia, sí a la hispanofobia". Voy a destacar algunos párrafos para no tener que difundir el artículo.

"Mucho miedo, poca vergüenza y ninguna dignidad: ese podría ser el balance de la I Diada del terror o la Diada del Terrorismo del año I de la independencia catalana, que, por otra parte, ha dejado nítidamente claro que ni Barcelona ni ciudad alguna golpeada por el terrorismo islamista necesita manifestaciones, porque la del islam contra Occidente es una guerra y las guerras ni se hacen con flores ni se ganan con pancartas". 

Otro que opina que estamos ante una guerra santa (recordemos que la Señora Isabel San Sebastián piensa que los "islamistas" quieren conquistarnos). Vamos a ver, en primer lugar la manifestación fue organizada no sólo para recordar a las víctimas, sino también para que vea DAESH que los ciudadanos no tenemos miedo ante el terror y sí le podemos hacer frente con pancartas y flores. Con la manifestación demostramos que el miedo y el terror han sido vencidos y que ningún acto terrorista puede dividirnos. La mejor arma para combatir el terrorismo no es una bomba o un fusil, sino la unidad pacífica y el hermanamiento entre las y los ciudadanos (sea de la religión que sea). Habría que aclararle a Señor Jiménez Losantos que no es lo mismo Yihadista que Islamista o musulmán. Estos tres términos son muy diferentes entre sí, le animo a que busque en google dichas diferencias, que tampoco es tan difícil de entenderlas. DAESH NO representa al Islam, sólo se refugia en una interpretación muy literal de algunos pasajes del Corán, aunque yo no me atrevo a entrar en este tema puesto que soy una ignorante total, pero sí tengo claro una cosa, el Islam NO está en contra de Occidente, a ver si lo tenemos claro de una vez. 

"No, no hacía falta ninguna manifestación contra el terrorismo. Y si la hubo fue para darles un alegrón a los terroristas, que pudieron comprobar la debilidad de España, y para que los golpistas del 1 de octubre entrenasen viendo lo mismo que mostraron a los islamistas: que España es el eslabón más débil de Occidente, de Daar al-Islam, de la tierra un día invadida por ellos y que están en camino de tomar otra vez. La operación no ha podido salirles mejor a los terroristas de hace una semana y a los golpistas de dentro de un mes. Enhorabuena a todos y a su road-manager Rajoy". 

En segundo lugar, ahora mismo España está más fuerte que nunca y más unida. No sólo se demostró ayer en Barcelona sino también después del atentado del 11-M. Precisamente, usted señor Jiménez Losantos está entrando en el mismo juego que los terroristas: llamar a la violencia y al terror; como  si eso fuese una solución factible contra el terrorismo.

Podría analizar más párrafos del artículo, pero con toda la sinceridad del mundo, me he cansado de leer las mayores barbaridades que sueltan algunos por pura ignorancia.

Pues sabe lo que le digo, que las manifestaciones pacíficas, el abrazo entre el Imán y el padre de Xavi y los chistes sobre el vídeo de DAESH amenazando con conquistar Al-Ándalus son las mejores armas para vencer al miedo y a la violencia. 


Y desde aquí grito: NO TINC POR!!!!! 

sábado, 26 de agosto de 2017

Lo que nos ha unido el humor, que no lo separe el terror


Horas después de que DAESH lanzara un vídeo en castellano amenazando con conquistar Al-Ándalus, muchos twitteros decidieron lanzar miles de memes y chistes sobre 'El Cordobés', la 'Tomasa' y del vídeo en sí. Y ayer Manu Sánchez compartió un vídeo que había grabado anteriormente para mandar un mensaje a DAESH sobre el valor del recuerdo de la época de esplandor de Al-Ándalus, poniendo en relieve el valor cultural que nos aportaron los andalusíes y que esos andalusíes nada tiene que ver con DAESH y sus amenazas. 

 

Algunos dicen que hay que tomarse en serio ese vídeo y esa amenaza. Pero yo quiero decirles una cosa: vivir con miedo es lo que pretenden los terroristas de DAESH, porque ya la misma palabra "terrorismo" lo dice. El humor es una de las armas más desmoralizadores que hay y un síntoma de inteligencia para poder afrontar las situaciones más difíciles. 

El miedo sólo consigue alimentar a los terroristas. Tenemos que seguir con nuestra vida, porque de nada sirve vivir con miedo o con tristeza siempre. El humor, personalmente, ha sido una forma de desahogarme de forma emocional tras los actos terroristas de Barcelona y Cambrils. Nadie pretende burlarse de las víctimas precisamente. Aquí las burlas en cuestión va dirigida a un vídeo que ya de por sí mismo no es nada serio. No es una amenaza que se pueda cumplir de manera segura. 

Entiendo que haya personas que no les haga gracia, pero todo hay que decirlo, el propio vídeo de por sí no es nada serio, teniendo en cuenta que las probabilidades de que puedan "reconquistar" Al-Ándalus son muy escasas, por lo que, ¿hay otra mejor forma de que nos lo tomemos que no sea el humor?. 

En este caso el vídeo de DAESH ha conseguido lo que nadie ha podido: unir a todo un país para reírse del mismo. Una cosa que, en mi opinión personal, ha sido asombroso. ha creado esa unidad que desde muchas instituciones han pedido. ¡Para que luego digan que el humor no une!

Así que, ¡lo que nos ha unido el humor, que no lo separe el terror!

viernes, 25 de agosto de 2017

Arcadi Espada y el desconocimiento


Bien, últimamente estoy a tope con mi blog, pero es que estoy leyendo disparates tales como el artículo de opinión de nuestro querido Arcadi Espada contestando a la carta de la compañera Raquel Rull. 

El artículo en cuestión se publico ayer en el diario 'El Mundo' bajo el título "Tan Buen muchacho" en el que suelta tales perlas como: "ni la educación solvente ni la integración social son garantía de nada" o "El educador social de nuestro tiempo se preocupa, y hace bien , de que no brote la islamofobia. Pero jamás les he oído explorar públicamente la trágica e indiscutible línea de continuidad entre gritar Allahu Akbar!, matar y matarse y la creencia en dios"  o donde voy a destacar también en negrita "El educador social no se atreve a incluir en su nutrida y tan correcta caja de herramientas la deslegitimación de la patraña religiosa , prologando así fuera de la familia y el grupo, en el espacio público, su devastador efecto reverencial. Y aún menos se atreve, en el concreto caso islamista , a quebrar su militancia en el relativismo y a proclamar la sacrílega evidencia, esto es, que el nombre y la esperanza de dios es tan letal en algunos templos que en otros". 

Desde aquí quiero hacerle llegar una pequeña reflexión al señor Arcadi Espada: 

Yo personalmente, suelo cuestionar la existencia de dios, independientemente de la religión que sea, pero yo no voy acusando a nadie de ser terrorista cuando en realidad no ha matado jamás a nadie. Tampoco me atrevo a interpretar un libro en el que desconozco personalmente, por pura ignorancia, pero sin embargo, esas personas de bien que creen en el islam, en el catolicismo, en el judaísmo o en el budismo las RESPETO. La educación social se basa sobre todo en la tolerancia y respeto a la diversidad, cosa contraria de lo que hacen las diferentes fobias (incluida la islamofobia), y también se preocupa de las actitudes extremistas que crean odio y dolor,. El Yihadismo no sólo siembra terror entre la población europea, también lo hace entre la propia comunidad musulmana. Cierto que no hay una fórmula mágica para acabar con el fanatismo, pero yo pregunto ¿Cuál es el mejor método posible para acabar con ese fanatismo? La religión es una cuestión personal de cada persona, y la gran mayoría de creyentes NO matarían en nombre de un dios, sólo lo hace una minoría cegada por el odio y resentimiento. Yo como educadora social no puedo obligar a nadie a que deje de creer a un dios, porque es algo que está relacionado con la propia voluntad de la persona. Las personas pueden creer o no y no es justo meter en el mismo saco a los creyentes que no han matado a nadie y que respetan con los terroristas. Es falso que no nos atrevamos con el caso del Yihadismo, pero haría falta una investigación más en profundidad para conocer los motivos a nivel antropológico y a nivel sociológico del fenómeno. 

Los creyentes no son iguales a los terroristas que se escudan en una religión y que la utilizan para matar inocentes. Personalmente creo que deberíamos analizar las religiones desde una perspectiva agnóstica para ver qué es lo que transmiten en lugar de juzgar desde el desconocimiento. 

Por cierto, creo que deberíamos empezar a diferenciar entre musulmanes, islamistas, árabes y yihadistas. Porque no son iguales, lo puede leer en este enlace: 


Mirella, ¿con ese nombre de Almería? No te lo crees ni tú


Sí, con ese tweet peculiar titulo esta entrada, porque la verdad me llamó mucho la atención.

Que una persona que no te conozca de nada te diga que por mi nombre no cree que sea almeriense es muy gracioso. Anda que no habrá más personas con mi nombre repartidas por toda España y que han nacido y crecido en distintos sitios. Si bien no conocéis el origen de mi nombre lo resumo yo por aquí:


Es de origen provenzal, proviene de la palabra Miréio (con norma mistral) o Mirelha (con norma clásica del occitano) que lo popularizó el poeta Fréderic Mistral, que según él mismo en sus memorias lo había oído de su madre y su abuela. El nombre de Mirella (con 'll' y con 'y' ) es la variante del nombre catalán Mireia (nombre muy habitual en Cataluña).

Tras esta muy breve explicación del origen de mi nombre, me gustaría reflexionar sobre una pregunta que me hicieron en mi publicación de la foto del Tweet en cuestión (la foto es esta): 



'¿Qué es ser almeriense?' Muy buena pregunta, porque en el tweet me dio la sensación de que hay gente que cree que para ser almeriense, granadino, sevillano, madrileño, etc. tienes que cumplir unos estereotipos o tener determinados nombres, porque si no, es que no eres de ese lugar. En mi opinión personal, es un pensamiento absurdo porque por ejemplo hasta hace nada de tiempo no sabía la riqueza del folclore almeriense (no sabía que se bailaban jotas en la provincia, o la variedad del traje típico de la provincia). Entonces, según estas personas,¿ por mi nombre ya no puedo ser almeriense? Claro que puedo serlo, tengo 23 y camino de los 24 años y he nacido, crecido, y ahora mismo estoy viviendo y estudiando en la provincia de Almería (a no ser que esté en una especie de Matrix o realidad paralela; o simplemente me haya fumado algo raro), dentro de la Comunidad Autónoma de Andalucía, mi nombre es una variante del nombre de Mireia ¿y? tampoco he bailado los bailes típicos ni me he puesto el traje típico de la provincia, por eso tampoco me hace meno almeriense que los que sí lo hacen. Si nos llevamos por los estereotipos tendremos una idea muy equivocada de las personas que viven en un lugar determinado; y eso no mejora la convivencia entre las personas que conforman el conjunto de la sociedad, al contrario, los estereotipos y los prejuicios sólo la dividen.  

Pero una cosa, he tenido suerte de haber nacido en Almería, así puedo disfrutar de su bello paisaje y de sus playas con sus aguas cristalinas en Cabo de Gata, ya que las tengo más cercanas. 

PD: La Virgen del Mar, aunque sea Patrona de la Ciudad de Almería, NO es de Almería. Ahí lo dejo

jueves, 24 de agosto de 2017

Mi apoyo a la Educadora Social Raquel Rull



Viendo algunos comentarios que culpabilizan a la Educadora Social Raquel Rull, quién escribió una carta sobre los terroristas del atentado de Barcelona con quiénes trabajó voy a hacer un pequeño inciso:

¿Qué culpa tendrá la educadora social si los chicos se radicalizan? ¿Acaso ha sido ella la que los ha convertido así? ¿No será la actitud de rechazo y odio hacia el Islam la que realmente está alimentando a DAESH y a los grupos terroristas relacionados? No precisamente ha sido la educadora social la que ha provocado esto, sino una sociedad con falta de valores basado en el respeto a la diversidad. 

Porque una sociedad que no respeta dicha diversidad, es una sociedad enferma carente de ética, ahí también se aprovecha la ultraderecha. La islamofobia alimenta a los terroristas porque para ellos es una justificación para matar a personas inocentes. Nadie puede matar en nombre de un dios ni decir que representa a toda una comunidad, porque en la realidad no es así. Los musulmanes son las primeras victimas que sufren las barbaries de DAESH, meterlos en el mismo saco que los terroristas es un gran error. 

Por eso, para combatir contra el terrorismo, lo mejor es la educación en valores que nos permita entender la realidad de los que sufren estos atentados,porque debemos ponernos en la misma situación de los refugiados que huyen del horror de las guerras en sus países. ¿A quién le gustaría que bombardeasen su país con sus familias y sus seres queridos atrapados entre escombros? Reflexionemos por favor. Reflexionemos también sobre la importancia de la labor diaria de las educadoras y educadores sociales para transformar la realidad. 

Ahora más que nunca necesitamos más educación social, precisamente para intentar combatir cualquier proceso de radicalización que lleve a generar más violencia; los educadores sociales no somos magos, no podemos hacer desaparecer tan fácilmente las acitutdes radicales de la noche a la mañana por arte de magia, es un proceso muy largo que requiere paciencia y una firme creencia en la reeducación. Precisamente el odio y el rechazo hacia los musulmanes es el alimento que hace funcionar a DAESH, ya que necesitan razones para justificar la barbarie que están cometiendo. 

NO es justo generalizar y acusar a toda la comunidad musulmana de permitir estos actos terroristas cuando los propios musulmanes son las primeras víctimas no sólo de DAESH sino también de la islamofobia (esa actitud que según Isabel San Sebastián "no existe").

A lo largo de estos años me he dado cuenta de que las religiones no son las que matan, son las personas que lo hacen según sus interpretaciones de los escritos. 

El proceso de radicalización, más que desde el punto de vista de la pasión que nos adueña en los días posteriores en los que se producen los atentados, se debe analizar desde el punto de vista antropológico y sociológico para averiguar cómo y por qué se produce este fenómeno dentro de un colectivo determinado. El comportamiento humano es más complejo de lo que pensamos, por lo que debemos tener cuidado con lo que decimos y afirmamos en caliente, porque podría ser que estemos ante premisas falsas que sólo perjudica a la lucha antiterrorista. por lo que antes de hacer una afirmación investiguemos para ver lo que pasa y la razón por la que se produce este fenómeno. 

Reitero mi total apoyo a la educadora social Raquel Rull y comprendo el dolor y la frustación que debe sentir ahora mismo al ver que los chicos con los que trabajó hayan acabado por matar a personas inocentes. 

sábado, 19 de agosto de 2017

Educación Social frente al odio y al terror


Una vez más el terror vuelve a golpear a nuestro país. Esta vez ha sido en Barcelona y en Cambrils. 

El odio, el miedo y el rechazo hacia los musulmanes no sirve nada más que para alimentar a los verdugos de DAESH, por el que justifican sus matanzas en el rechazo y en el odio hacia el Islam y que matan en nombre de su dios, Alá. El 80% de las víctimas de los atentados de DAESH en el mundo son musulmanes. Los musulmanes son las primeras víctimas de las barbaries de este grupo terrorista. No sólo basta con condenar públicamente los atentados y mostrar apoyo a las víctimas, hay que cortar de raíz los orígenes que han dado lugar a que se comentan estos actos terroristas. 

En primer lugar dejar de exportar armas, la acción militar jamás es la solución para acabar con el terrorismo, ya se ha visto en zonas como Iraq o Siria que ha agravado el problema. La exportación de armas es un problema añadido que sólo causa dolor y muerte. La financiación a diversos grupos relacionados con DAESH ha favorecido que estos terroristas sigan sembrando el terror entre los más indefensos. 

No debemos rechazar a los refugiados o a los musulmanes, magrebíes o marroquíes. No todos son así. DAESH sólo representa una ínfima parte de dicha comunidad y yo me atrevería a decir que ni siquiera son auténticos musulmanes. Aquellas personas que dicen que los musulmanes que no van a manifestaciones contra el terrorismo o que no condenan estos actos, pues les voy a decir a las personas que piensan así que están cegados por el odio que destilan en forma de discurso racista y populista. Esa cegera no es buena para nadie, ni siquiera para ellos mismos. El odio sólo genera más odio, y por tanto estaremos alimentando cada vez más la violencia y la exclusión de colectivos que no tienen culpa de que cuatro tarados dicn matar en nombre de un dios, como es el caso de los musulmanes. 

NO, los musulmanes no tienen por qué pedir perdón, porque no han hecho nada malo, es más, insisto en que la primera víctima de DAESH es la comunidad musulmana. La Islamofobia qu se respira estos días viene ocasionado en gran parte por el desconocimiento del Islam, si bien es cierto una persona tiene derecho a no creer o cuestionar la existencia de un dios siempre amparado por la libertad de expresión, no le da derecho a hacerse burla ni rechazar ni tachar a toda una comunidad de creyentes de terroristas, porque ya no sólo es un discurso populista y de carácter fascista, es un discurso del miedo al diferente, a la diversidad y por la cual es un reto muy importante de la Educación Social en el mundo actual. 

Para acabar con los discursos del odio, la Educación Social, en base a la prevención, debe mostrar y visibilizar aquellos colectivos que por diversas razones, fundamentalmente sociales, están excluídos. Debe mostrar la realidad de una sociedad que en los últimos tiempos está cambiando y hacer ver que es una sociedad diversa y hacer que la sociedad sea intercultural, es decir, que haya distintas interacciones entre diferentes culturas y ver la riqueza a nivel cultural y social de la diversidad.

Por último quiero decir a todas y a todos los almerienses que no tengáis miedo de salir y de disfrutar de la Feria y Fiestas de Almería estos días, porque el terrorismo no podrá acabar con nosotros, mostremos como somos ante la barbarie y el terror. no nos dejemos vencer por el miedo. 


Sin más, quiero mandar un saludo y un abrazo muy fuerte desde Almería a todas las víctimas y también a todas las educadoras y educadores sociales que trabajan en Barcelona y en Cataluña. 

No sólo somos Barcelona, también somos Siria, Irak, Afganistán, Kabul...

#TotsSomBarcelona #SolidaritatAmbBarcelona 


domingo, 13 de agosto de 2017

Una Educación Social feminista para una sociedad machista


Pues sí, aún vivimos en una sociedad machista donde aún predominan los valores del sistema heteropatriarcal, en donde se sigue cuestionando la credibilidad de las víctimas de la violencia de género, donde se sigue pensando en que el maltratador no tiene por qué ser un mal padre, donde las mujeres aún tenemos miedo de caminar solas por la calle de noche por si nos violan o nos acosan sexualmente y encima de todo la propia sociedad responsabiliza y culpabiliza a la mujer porque "iba provocando" y deja al hombre como una persona inocente que no puede evitar esto; también estamos en una sociedad que sigue pensando que el feminismo es igual a machismo o que se cree que la Ley de Medidas contra la Violencia de Género es "hembrista" (cosa que en la actualidad el hembrismo no existe) porque perjudica al hombre sobre la mujer mientras que más de 50 mujeres al año son asesinadas a manos de sus parejas, dejando huérfanos a esos menores que han sido testigos de esos episodios de violencia y que la sociedad aún no sabe que esos menores son víctimas directa de la violencia de género; estamos en una sociedad en la que cree que la mayoría de las denuncias por violencia de género son falsas y que las mujeres lo hacen sólo para fastidiar al hombre; estamos en una sociedad en la que se toleran canciones como"cuatro babys" de Maluma o de películas en las que el papel de la mujer sólo se reduce en un segundo plano y que encima de todo el héroe, como siempre es el hombre; también es una sociedad que no cree que no hay una brecha salarial y que no cree que las mujeres sufran acosos sexual en el mundo laboral, claro es que es un producto de la imaginación de las feministas (activado modo ironía en  esta últimas palabras). Una sociedad que normaliza toda publicidad en la que se cosifica el cuerpo de la mujer convirtiéndolo en un mero objeto sexual sólo para el disfrute de los hombres; una sociedad que permite la sexualización de las niñas desde edades muy tempranas; una sociedad en la que a las niñas no son bien vistas si juegan con un camión y en la que no son bien visto que los niños jueguen con muñecas; una sociedad que cree que si un hombre llora es una "nenaza" o cuando un hombre manda órdenes a un grupo es un líer y cuando lo hace una mujer es una "mandona" y podría seguir con mas cosas, pero no quiero enrollarme mucho.

Si bien a nivel judicial queda aún todavía cosas que hacer, la clave está en la Educación. Yo quiero remarcar la necesidad de la Educación Social dentro de la Coeducación, no sólo en el ámbito escolar o formal, sino también en contextos informales que es donde realmente las y los jóvenes son más influenciad@s, sobre todo en los medios de comunicación y en el ámbito familiar y en el grupo de iguales. Lo que no es normal es que chicas adolescentes de 12 a 16 años vean normal que sus novios les controlen el móvil o las redes sociales porque crean que así las quieren y que se preocupan por ellas o que vean normal que sus novios les digan cómo vestir porque por ejemplo con una minifalda y una camiseta escotada pueden ir provocando o les digan sus novios cuando maquillarse, y así un largo etc. Las actitudes machistas tienen un origen cultural, por lo que la Educación Social tiene un papel muy importante en cuanto a cambiar las actitudes en las generaciones más jóvenes.

Si queremos acabar con el machismo, necesitamos más Educación Social 

jueves, 10 de agosto de 2017

Día Internacional de la Juventud: 12 de Agosto



Esta entrada es muy especial, va por todas aquellas personas jóvenes que hoy lo son y que en su día lo fueron (y que aún siguen siéndolo), porque el día 12 de agosto es el día internacional de la Juventud, un día en el que se reconoce la labor de los jóvenes como motor del cambio social en el mundo. Este año el tema elegido es "La juventud que construye la paz". 

Los jóvenes, aunque parece que aún los tópicos por desgracia siguen vigentes en la sociedad, luchan y trabajan cada día por la paz y la justicia social aunque no lo veamos (pueden que sean cooperantes o estén incorporados en el Servicio de Voluntariado Europeo dentro del programa Erasmus + o pueden estar en las asociaciones juveniles colaborando en el desarrollo comunitario de los pueblos, barrios o ciudades de todo el mundo). Los jóvenes estamos experimentando unos cambios socioeconómicos si bien no se pude calificar como malo, se podría decir que es terrible. Al menos la tasa de paro juvenil en España es de las más altas de la Unión Europea, los puestos de trabajo que se les ofrece a las y los jóvenes son precarios y temporales (ya no digamos la precaria situación de los becarios sin ningún tipo de remuneración económica por la labor que hacen en las empresas) y la emancipación que como muy tarde se produce a edades que superan los 30 años. 

No, desde luego la vida de las y los jóvenes no es nada fácil, a pesar de que actualmente están mejor formados que sus padres, no se libran de la pobreza y tampoco de la exclusión social. 

Comentemos también la situación de los jóvenes refugiados que luchan cada día por ayudar a sus familias a sobrvivir del horror de las guerras en sus respectivos países. Debemos recordarles y tenerlos presente, porque esa misma situación se podría producir en cualquier momento y en cualquier territorio. El mundo no necesita fronteras, necesita más humanidad y solidaridad.

Y a tod@s l@s que somos jóvenes educadoras y educadores sociales: debemos ser conscientes en qué mundo vivimos para ver la realidad social de la juventud en el mundo y reflexionar sobre la necesidad ya no sólo de la Educación Social sino también de la posibilidad de que  las aportaciones que hagamos, por muy pequeñas que puedan ser, puedan cambiar el mundo, porque quiero recordar que somos agentes de cambio y transformación social, no debemos desaprovechar la oportunidad de contribuir a que el mundo sea un lugar mejor para tod@s.


¡¡Quiero desear a todas las personas jóvenes que hoy en día lo son y que en su día lo fueron un feliz Día de la Juventud!!!

Y recordad siempre, la Juventud NO es el futuro, ¡¡es el PRESENTE!!




Educación Social, una profesión muy necesaria en la sociedad


Todos los días vemos en los medios de comunicación casos de xenofobia, racismo, LGTBfobia, violencia de género, discursos de odio, casos de bullying, etc. Al menos a mí personalmente me hace pensar que la Educación Social es ahora más necesaria que nunca. 

La desigualdad es el principal elemento de la violencia (no sólo de base económica, también de base social) y está mucho más presente de lo que creemos, por ejemplo, el machismo todavía sigue muy presente de diferentes maneras: publicidad en TV, periódicos o webs; cine, literatura, música.. Porque la desigualdad tiene un origen cultural, por lo que si queremos eliminarla de raíz tenemos que ser conscientes de que existe y actuar en consecuencia. Muchos creen que una letra de la canción, aún haciendo referencia a una violación de una mujer no tiene importancia, pues esta afirmación es falsa, esa letra es el reflejo de unos determinados valores culturales de una sociedad y a medida que se repitan esos mensajes se van normalizando. ¿Y cómo podemos cambiar eso? Pues con la educación, porque es la única manera de abrir los ojos y poder realizar acciones que puedan cambiar las actitudes y el pensamiento de una sociedad que sigue inmersa en la estigmatización de los colectivos que están en riesgo de exclusión social, bien por motivos económicos, o por el desconocimiento de otras culturas o costumbres en los que se crean falsos mitos por los que se pueden aprovechar los discursos populistas nacionalistas. Las educadoras y los educadores sociales debemos hacer una reflexión crítica de los valores actuales de la sociedad que avanza más rápido de lo que vemos. Debemos ver la Educación Social como un elemento transformador, ya no sólo de la sociedad en sí misma, sino también de las personas que forman parte de ella. 

Como bien dice Xavier Puig, Presidente del Consejo General de Colegios de Educadoras y Educadores Sociales (CGCEES): "El educador social es motor de la transformación de la persona". 



Para poder transformar la sociedad empecemos por la persona, acompañando y aportando las herramientas necesarias no sólo para el desarrollo autónomo sino también para que dicha persona pueda tener un conocimiento crítico y reflexivo sobre los valores que están asentados en la propia sociedad y así poder transformarlos.