martes, 26 de diciembre de 2017

1 año de campaña #PorunaleydeEducaciónSocial


Bueno, a pocos días de terminar el año 2017 toca hacer balance del año. O soy yo, o el 2017 ha pasado tan rápido que ni me he dado cuenta. Es cierto que ha sido un año de locos: graduación, mis primeras audiciones con la Banda Juvenil de la Escuela de Música de la Asociación Unión Musical de Benahadux (en verano y el pasado 15 de diciembre). Y sobre todo ha sido un año de lucha en la campaña impulsada por el Consejo General de Colegios de Educadoras y Educadores Sociales (CGCEES) donde muchas instituciones (Ayuntamientos, Diputaciones, Universidades), ciudadanas y ciudadanos, los distintos Colegios Profesionales de educadoras y Educadores y estudiantes de Educación Social nos hemos unido para pedir la regulación de la Educación Social como profesión y así luchar contra el intrusismo que aún persiste. Y ya se está trabajando con distintos grupos parlamentarios para trabajar  por esta regulación. 

La campaña #PorunaleydeEducaciónSocial aún continúa y os animo a que sigáis presentando solicitudes y animando a otras personas a presentarlas al Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad por medio de varias vías (de forma telemática, Delegaciones o Subdelegaciones de Gobierno...). Aquí os dejo una entrada antigua en el que explicaba el por qué debemos seguir luchando por una ley de Educación Social: https://reflexiones23a.blogspot.com.es/2017/03/por-que-hay-que-seguir-luchando.html.

Tengo que agradecer enormemente a todas las personas que conforman el CGCEES, a todas aquellas que forman parte de los Colegios Profesionales, aquellos grupos políticos que apoyaron las distintas mociones por la regulación de la Educación Social y a tod@s l@s compañer@s profesionales y estudiantes que presentaron su solicitud por el gran trabajo que estáis haciendo por esta lucha, que debe continuar en 2018.

Espero y deseo que para el año 2018, la Educación Social tenga el reconocimiento profesional que se merece y que sea valorada, no sólo a nivel de profesión, sino también a nivel social y que se promocione más la figura de la educadora y educador social por las organizaciones de distintos ámbitos en el que interviene la Educación Social. 

Os deseo a tod@s un feliz y próspero Año Nuevo !! 


domingo, 10 de diciembre de 2017

La Educación Social en Defensa de los Derechos Humanos


Tal día como hoy, en el año 1948 en la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) se proclamó la Declaración Universal de los Derechos Humanos, un documento con 30 artículos que recogen los Derechos Fundamentales para tod@s que deben ser respetados y aplicados en todos los países, pero, yo me pregunto, ¿Se aplican todos estos derechos en el mundo? Viendo la situación actual dudo muchísimo que se apliquen en todo el mundo, ni siquiera en los países denominados "desarrollados" o "primer mundo" no se aplican. 

¿Por qué digo que en los países del "primer mundo" o "desarrollados" no se aplican estos derechos? Por ejemplo por la inacción de los países europeos en la acogida de los refugiados que huyen de la guerra de Siria; y de hecho, ningún país de la UE ha alcanzado su compromiso de acogida. en dos años de plazo, ningún país miembro de la UE ha llegado a alcanzar los 45.000 refugiados, y en concreto en España, de los más de 17. 337 personas sólo ha acogido a 1.980 personas, un 11,4% de lo que se había pactado. Es un ejemplo clarísimo de vulneración de Derechos Humanos, sí, en una Europa que se supone que está avanzada y en la que se supone que se han superado barreras del pasado se vulneran derechos. Más concretamente los artículos 13.2 y 14.1 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, que dicen lo siguiente:

Artículo 13.

2. "Toda persona tiene derecho a salir de cualquier país, incluso del propio, y a regresar a su país."

Artículo 14.

1. "En caso de persecución, toda persona tiene derecho a buscar asilo y a disfrutar de él, en cualquier país."

Y lo más preocupante, son las actitudes xenófobas e islamófobas que se están incrementando en Europa que están creadas por discursos de grupos de ultraderecha en los que se basan en el miedo y odio. Para combatir estos discursos del miedo y del odio la mejor herramienta es la educación; concretamente la Educación Social, para que la sociedad entienda y valore la riqueza de la diversidad que hay dentro de ella y en la que el odio no tenga cabida dentro de una sociedad inclusiva y democrática que sabe respetar la diferencia y que admita que las diferencias forman parte de la forma de ser de dicha sociedad. 

Esto sólo es un ejemplo, hay más derechos sociales y económicos que tampoco se cumplen y se puede observar en los índices de pobreza y el nivel de desigualdad social que hay en los distintos países, entre ellos, como no, España.

Aún nos queda mucho por hacer para que se cumplan todos los artículos de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, pero con voluntad de tod@s podemos conseguir que se cumplan plenamente y hacer de este mundo mucho más justo socialmente. 



Eleanor Roosevelt, Presidenta de la Comisión de Derechos Humanos de las Naciones Unidas (1947-1951) con la Declaración Universal de los Derechos Humanos 


miércoles, 6 de diciembre de 2017

Navidades sin sexismo


Bueno, pues se acerca una época "entrañable" y muy fría, en sentido literal, puesto que hace mucho frío, que es la Navidad, y con ella miles de anuncios de juguetes en las televisiones que hacen que las niñas y niños estén deseando que llegue el día de Navidad o el día de los Reyes Magos para poder desenvolver los regalos y ver que se ha hecho realidad todo lo que han pedido.

Pero desde la perspectiva de género los anuncios no han cambiado mucho acerca de los tipos de juguetes que se anuncian, debido a que se repiten el mismo patrón (Rosa = niñas, Azul = niños; muñecas, cocinitas y todo lo relacionado con la belleza estética (secadores y peines de juguete, maquillaje, etc.) = niñas. Camiones, playmobil, superhéroes, coches, herramientas de juguete = niños; etc.). En ese aspecto, como sociedad seguimos anclados en una educación basada en roles de género, en donde aún, por desgracia, está mal visto que un niño juegue con una muñeca, que le de el biberón y le cambie los pañales y que una niña juegue con un camión o con un muñeco de acción.

El hecho de asumir plenamente los roles de género hace que rechacemos de pleno lo que se sale de la norma, y asumimos también que son conductas que se deben corregir. Pues ya va siendo hora de romper con todos los estereotipos sexistas y con ellos, los roles de género impuestos por un sistema heteropatriarcal. ¿Por qué todos los juguetes que están relacionados con el cuidado del hogar y de los bebés tienen que ser para las niñas y todos los juguetes que están relacionados con los coches, camiones o con el bricolaje para los niños? Pues Toy Planet ha roto todos los esquemas de los roles de género con su catálogo de juguetes.





La coeducación no sólo tiene que ser en las escuelas, sino también desde los medios de comunicación y desde las familias para que se entienda que el cuidado de los hijos y del hogar no tiene que ser una responsabilidad única y exclusivamente de mujeres, sino que también es una responsabilidad de los hombres, a esto se le llama corresponsabilidad, y que las mujeres también tenemos responsabilidades fuera del hogar, en nuestros puestos de trabajo y que en estos puestos de trabajo también las mujeres puedan tener las mismas oportunidades que los hombres de ascender y de que su salario sea el mismo que el de un hombre en un mismo puesto de trabajo. 

Por tanto, como sociedad, todavía nos queda mucho trabajo por hacer si de verdad queremos alcanzar la equidad de género y la igualdad de oportunidades entre mujeres y hombres tenemos que empezar por cambiar nuestras actitudes machistas aún enraizadas en la sociedad.