domingo, 29 de abril de 2018

¿Qué estamos haciendo con la educación sexual?


No sé si a alguien le pasa lo mismo que a mí pero, ¿No habéis notado que el sistema educativo está vacío de educación sexual y de educación emocional de verdad? Pues si, es cierto, hay mucho contenido teórico y técnico, pero no se habla ni de emociones ni de sentimientos y mucho menos de respeto y empatía. La gran culpa, por un lado la sociedad, puesto que relegamos de un lado la educación sexual como algo secundario o como un tema que se aborda sólo con charlas muy breves y en muchas ocasiones, puesto que esto lo he vivido en primera persona en el INSTITUTO, un momento para promocionar compresas y tampones de X marca (De hecho el material que me dieron sobre las compresas y la menstruación lo conservo) y se reducen mínimamente a charlas dirigidas a chicas, y en otras ocasiones las charlas todavía siguen dirigidas a chicas pero para decirles que se protejan ELLAS y para que ELLAS tengan cuidado a la hora de mantener relaciones sexuales si no quieren tener un embarazo no deseado o para evitar el contagio de una ETS o ITS. En estas charlas  dedican muy poco tiempo a los chicos para decirles que la protección no es exclusiva de las chicas, sino que ellos también se tienen que proteger; pero aparte de esto en estas "charlas" tampoco se habla del deseo o del consentimiento de ambas partes para mantener relaciones, ni les dicen que un NO es un NO; por otro lado, el hecho de delegar la educación sexual en casa a las películas porno hace difuminar la idea de las relaciones sexuales como aquellas que están basadas en el deseo de AMBAS personas. En algo estamos fallando como sociedad. En algo estamos fallando si creemos que la violación es culpa de la chica por ir "provocando" cuando en realidad ella se puede vestir como quiera. Pues con estas ideas no sólo se promueve la cultura de la violación sino también estamos coartando la libertad de las mujeres para vestirse o maquillarse cuando quieran. Se debe insistir en ese deseo que ambas partes tienen y dejar claro que anular la capacidad de decisión de una de las partes es ejercer la violencia y un poder de sometimiento.


Pues de esto no nos preocupamos, nos preocupamos más de la manera de vestir de una mujer que de educar en una sexualidad sana basada en el respeto y en el deseo de las personas. Y esto es muy triste, porque en vez de avanzar, retrocedemos años atrás. He visto mensajes grotescos de algunos usuarios de RRSS defendiendo a ultranza la sentencia y a la mal llamada "Manada" cuestionando y humillando a la víctima hasta tal punto de decir que "ella lo disfrutó". Necesitamos una asignatura de educación sexual que incida en el deseo de ambas partes para mantener relaciones sexuales y en la falta de consentimiento de una de las partes en una relación sexual como una forma de violencia y sometimiento. 

Es cierto, en las ciencias jurídicas hay diversas interpretaciones de las leyes, pero las ambigüedades en la propia ley puede llegar a ser un problema grave a la seguridad jurídica de la víctima. De ahí que, cada cierto tiempo hay que actualizar las leyes y también formar a los juristas en la perspectiva de género, porque mucho me temo que hay casos en los que las preguntas desde el Tribunal son tan absurdas como aquellas relacionadas con la vestimienta de la víctima o si "se abrió de piernas" o "cerró bien las piernas". Estas preguntas hacia las víctimas no proceden si se juzgan a los violadores.  

Muchas personas cuestionan a la víctima bien porque no se ponen en su lugar o bien porque hay una creencia, que por desgracia sigue en la sociedad, de que se lo merecía. Esto es para reflexionar entre todas y todos como sociedad en su conjunto.

Cada día pienso en la gran cantidad de trabajo que tienen las educadoras y educadores sociales en los centros educativos y en lo fundamental que son sus funciones dentro de ellos a la hora de prevenir y sensibilizar las violencias machistas. Es hora de reivindicar la Educación Social como un derecho de la ciudadanía que promueve el valor de respeto y la empatía en las futuras ciudadanas y elemento indispensable en los centros educativos. 


#YoSíTeCreoHermana #NOesNO #MeToo    


Resultado de imagen de yo sí te creo

Resultado de imagen de yo sí te creo


No hay comentarios:

Publicar un comentario